Alergia a las pantallas

Alergia a las pantallas

Hijos de empleados de Sillicon Valley, al cole sin ordenadores

Año 2016. Siglo XXI. Las nuevas tecnologías están en boca de todo el mundo. Los niños las usan desde que son muy pequeños y las escuelas se esfuerzan para que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) se integren en el aula y a las metodologías del profesorado. Pues bien, en este contexto, hay centros donde los alumnos no tocan un ordenador hasta los 13 años. Sucede en las 160 escuelas de Estados Unidos que emplean el método Waldorf, un sistema que se basa en el aprendizaje a través de la actividad física y de las tareas manuales y creativas. Sin dispositivos electrónicos ni pantallas, los alumnos de estos centros aprenden “haciendo”, asociando el conocimiento a actividades concretas que inciten su curiosidad y su felicidad para adquirir conocimientos.

A primera vista, puede parecer un planteamiento hippie. Y quizás os estáis imaginando que los alumnos de estas escuelas son hijos e hijas de familias que viven en la montaña, aisladas del mundo, sin tele y sin móvil. Pues nada más lejos de la realidad. Tres cuartas partes de los estudiantes de la escuela Waldorf de Peninsula, en California, son hijos de empleados de grandes empresas de Sillicon Valley como Google, Yahoo, Apple, eBay y HP.

A pesar de que en casa tienen móviles y tabletas con conexión en internet, cuando están en clase sólo ven papeles, pizarras, lápices y libros. Hasta los 13 años no tocan un ordenador y los maestros tampoco usan ningún dispositivo electrónico para impartir las clases. ¿Por qué? Los padres y madres de estos niños y niñas consideran que “las pantallas perturban el aprendizaje”.

“La pantalla inhibe la interacción”, dicen los defensores del método

En un reportaje en el diario Le Monde, Pierre Laurent, que trabaja en Microsoft y lleva a su hijo a este centro afirma que el ordenador no es más que una herramienta. “Quien sólo tiene un martillo piensa que todos los problemas son clavos. Para aprender a escribir es importante poder hacer grandes gestos y las matemáticas pasan por la visualización del espacio. Los ordenadores hacen disminuir las experiencias físicas y emocionales”, aseguraba. Otros defensores del método incluso han afirmado que las pantallas “inhiben el pensamiento creativo, el movimiento, la interacción humana y la capacidad de atención”.

Es obvio que las pantallas por las pantallas no sirven para nada. Es igual enseñar a sumar en una pizarra que con una tableta. Pero ¿dónde quedan en este escenario las competencias para entender los mensajes que reciben los alumnos cuando salen de clase? ¿Cómo aprenden a descodificar y evaluar lo que dicen los medios y las nuevas tecnologías? Para Roberto Aparici, obviando estos conocimientos, estamos generando un nuevo analfabetismo. ¿A partir de qué edad hay que educar a los alumnos en esta materia? ¿Es posible hacerlo sin pantallas?

¿Hasta qué punto tiene sentido limitar la educación de los alumnos a lápiz y al papel si cuando llegan a casa chatean con sus amigos por whatsapp, se entretienen en Youtube y se informan con la Wikipedia? El escritor y filósofo Pierre Levy afirma que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación no son sólo entretenimiento y difusión; también son fuentes de aprendizaje, por lo que deberíamos tratarlas como “tecnologías intelectuales”. La pregunta es: ¿Desde qué edad?

By with 1 comment 0

One comment on “Alergia a las pantallas”

  1. LateshaDeros

    This post is very informative, it can go viral easily,
    with some initial traffic, how to bring visitors to it?
    Just search in g00gle for – rilkim’s tips

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *